Los guisantes son como unas preciosas perlas verdes, llenos de proteinas y fibra. Para la cocina es un ingrediente fantástico porque da mucho color.


Una forma divertida de comer hummus es teñirlo de rosa. Y como lo hacemos? Pues muy fácil añadimos un poco de remolacha, “Abracadabra” el hummus se vuelve rosa.